Diversidad

Diversidad sexual. Minorías sexuales.

 

El concepto de minorías sexuales se utiliza para describir a aquellas personas que no son exclusivamente heterosexuales o que no se definen a sí mismos como hombres o como mujeres. Las minorías sexuales pueden englobar un espectro de identidades sexuales y de género en distintos contextos socioculturales. En algunas partes del mundo, se prefieren términos como “lesbiana”, “gay”, “bisexual”, “transexual” o “asexual”, si bien este lenguaje no está aceptado universalmente.

 

La diversidad sexual es una característica esencial de la especia humana. Pero, durante los dos últimos milenios, ha sido reprimida y castigada con crueldad. A lo largo de la historia ser diferente o pertenecer a una minoría no siempre ha resultado fácil. Minorías religiosas, raciales o de cualquier tipo han sido perseguida, castigadas e incluso aniquiladas. Las minorías sexuales no son una excepción.

 

El rechazo social que sufrimos todas las personas con una sexualidad diferente a la heteronormativa es el reflejo de la enorme falta de información y el resultado de la escasa educación sexual que hemos recibido.

Existe una fuerte presión social que nos conduce a creencias erróneas de lo que es normal y aceptable en el terreno sexual y que, en muchas ocasiones, condiciona negativamente la sexualidad de las personas así como la aceptación de su propia condición sexual.

 

Hace algunos años, yo misma tuve que enfrentarme a la situación de no sentirme identificada con ninguna de las orientaciones sexuales reconocidas a día de hoy. Me costó tiempo y el esfuerzo de buscar por mí misma hasta dar con la respuesta adecuada para mí.

Con más de treinta años descubrí que era asexual y más aún, que no era la única.

En la actualidad, trabajo para lograr la visibilidad y aceptación de la asexualidad como una orientación más y colaboro con AVENes (Asexual Visibility and Education Networking) y ACEs (Asexual Community España) ofreciendo mi testimonio a los medios de comunicación y tratando de aportar toda la información necesaria para que personas como yo puedan al fin sentirse libres y plenas.

 

Desde hace unos años han surgido cantidad de nuevas condiciones sexuales con nombres que no han calado aún en nuestra sociedad y que seguro son necesarios para que abramos nuestras mentes a una realidad que no por negarla va a dejar de existir. De este modo, junto con los asexuales han aparecido personas que se definen como demisexuales o los grisexuales, que, en ambos casos, necesitan un fuerte vínculo afectivo para llegar al deseo y/o la interacción sexual con los demás.

 

Aunque todo esto suena incomprensible para una gran mayoría, no debemos olvidar que, según reconoce la OMS, no existe una única sexualidad sino tantas como individuos hay en el mundo. Es por ello que se hace necesario abrir un nuevo campo de investigación en materia de sexualidad para romper con los prejuicios y la ignorancia social a la par que generar respeto y tolerancia con la diferencia.

 

Lo normal en el sexo es disfrutar, solos o en compañía.

 

Si algo te impide o dificulta alcanzar la plenitud sexual, si te sientes diferente en este terreno o si todo va bien pero quieres resolver algunas dudas que te atormentan, yo soy tu coach.

La llave de tu bienestar la tienes tú. Si no logras encontrarla, yo puedo ayudarte.