Los sapiosexuales. La seducción del intelecto.

_20170716_183347

En cierto sentido, es fácil adivinar que la mayoría de nosotros (y en especial, nosotras ya que somos quiénes tenemos la última palabra en esto de las conquistas) damos bastante importancia al nivel intelectual de nuestra posible pareja. Si bien el físico es importante en un primer encuentro, ya que le da a nuestro cerebro una idea general sobre el estado de salud del otro así como sobre su adecuación o no como futura pareja reproductiva, la inteligencia (que no la formación académica) es un punto más difícil de apreciar a simple vista pero muy influyente en nuestras elecciones.

Quizá si lo que buscamos es un encuentro meramente sexual, lo listos/as que seamos no importa demasiado, pero ¿es igual cuando buscamos algo más serio?

Hay gente que encuentra muy atractivo a quien les puede sorprender con nuevos conocimientos, quien les pueda enseñar cosas nuevas, gente que aprecia más una demostración de conocimientos, el ingenio y la agilidad mental para resolver situaciones, que el mejor de los cuerpazos.

Hablamos de los sapiosexuales.